Biscuits de Chocolate

Hola Mad Bakers! ¿Cómo vais llevando el fin de semana? Tenéis ganas de cocinar y no sabéis qué hacer? Yo hoy os traigo una idea un pelín más trabajosa pero igualmente deliciosa para acompañar vuestros desayunos o meriendas. 

Lo que vamos a hornear hoy van a ser unos panecillos dulces (biscuits), que confesaré que era la primera vez que los hacía y he visto que son la mar de versátiles, los podemos hacer saladitos, “planos” y rellenarlos luego con lo que nos apetezca, tanto con mantequilla y mermelada como con un poquito de aguacate y salmón, ya sabéis, para gustos los colores. 

En mi versión yo los he hecho con un toque de chocolate negro, pero que sois más que libres de cambiar las pepitas de choco por frutos secos (o poner los dos) … en fin, lo que más os guste. 

Si os parece vamos precalentando el horno a 210 grados y nos ponemos manos a la obra con la receta.

 

Imprimir

Preparación 20 minutos
Horneado 15 minutos
Tiempo total 35 minutos
Raciones 12 Panecillos

Ingredientes

  • 240 gramos de Harina tenemos más a mano para el amasado
  • 20 gramos de Levadura
  • 1/4 cucharadita de Bicarbonato Sódico
  • 3/4 cucharadita de Sal
  • 60 gramos de Mantequilla bien bien fría
  • 240 mililitros de Buttermilk muy frío. A continuación te explico cómo hacerlo

Si no recuerdas como hacer la Buttermilk, echamos en un vaso la cantidad indicada para la buttermilk pero de leche y en ella, 2 cucharaditas de zumo de limón o vinagre. Removemos y dejamos reposar hasta que parezca que tenemos leche cortada. Esto lo hacemos al comienzo de la receta. 

Biscuits-4

Ya veis que son muy poquitos ingredientes, pero aquí el truqui es trabajarlos bien y tener paciencia, como siempre. 

Lo primero que haremos será poner en un bol con el que nos sea cómodo trabajar, todos los ingredientes secos. Los removemos para que se integren muy bien 

Biscuits-5

A estos ingredientes secos, les vamos a añadir la mantequilla fría cortada en cubitos, y con la ayuda de un tenedor, presionando por la parte de atrás, vamos a conseguir tener una textura grumosa en la harina. Esta es una de las partes importantes, no es integrar la harina y la mantequilla porque precisamente queremos la mantequilla fría para esto, para que se quede esta textura arenosa que decimos. 

Biscuits-6

Cuando tengamos la textura deseada, le echamos las chispas de chocolate y removemos

Biscuits-7

Echamos ahora nuestra buttermilk, y lo que hasta el momento era una textura seca, ahora va a pasar a ser una masa bien pringosa, pero es lo que queremos 🙂

Os aconsejo que os ayudéis de una espátula para integrar todos los ingredientes, ahora os digo, no os vais a librar de mancharos las manos. 

Biscuits-8

 Para trabajar la masa, corté un trozo de papel de hornear para no manchar demasiado. Sobre este papel de hornear, con harina en la superficie, echamos nuestra masa, a la que también le ponemos un poco de harina y empezamos a trabajarla. 

Os aconsejo tener un pequeño bol con harina e ir cogiendo de ahí directamente, os resultará más fácil que andar metiendo la mano cada dos por tres en el paquete – y también más limpio. 

Lo que haremos será doblar la masa sobre sí misma, plegarla también sobre los laterales, en dos ocasiones, y ayudándonos de un rodillo que también bañaremos en harina, estiramos la masa hasta que tenga un groso aproximado de unos 2,5 centímetros

 Biscuits-9

Y ahora, con un cortador de entre 5 – 7 centímetros de diámetro, vamos cortando cortando circulitos de masa (el cortador también con harina si no queremos que se nos quede pegado a la masa) que iremos poniendo sobre una bandeja de horno forrada con papel de hornear. 

La masa restante que nos quede, la volvemos a amasar y seguimos haciendo círculos. Con estas cantidades vienen a salir unos  12 – entran todos en una bandeja para hornear a la vez. 

 Biscuits-10

Tendremos la bandeja en el horno unos 15 – 20 minutos, hasta que la parte de arriba esté dorada. Veremos cómo dentro del horno crecen para arriba, pero no se extienden a los lados. De todos modos, no los dejemos muy juntos vaya a ser que saquemos una masa gigante.

 Biscuits-11

Una vez los sacamos de horno, los dejamos reposando sobre la bandeja – ¡CUIDADO! Está ardiendo – unos cinco minutos antes de pasarlos a un plato

Tal cual están, ya se pueden comer – recuerda que la textura es de panecillo, no de bizcocho, por lo que no está demás tener al lado un vasito con líquido que nos ayude a pasarlo 😉 – pero yo les quise poner otro toque de chocolate, esta vez preparando una ganache de chocolate rápida. 

100 mililitros de nata que calentamos a punto de ebullición y echamos sobre 100 gramos de chocolate. Dejamos reposar un minutos y comenzamos a remover para tener la deliciosa mezcla chocolateada.

Sin esperar a que enfríe, cogemos cada uno de los panecillos y los mojamos por la parte de arriba en el cocholate. En este momento ya podemos decir que hemos acabado la receta.

Biscuits-1

Espero que os haya gustado tanto como a mí, la semana que viene volvemos con una receta para los amantes chocolateros. 

Jess

Comentarios

  1. Elena Imedio - 25/10/2018 @ 09:57

    Kaixo, pretsiosa! ¿Qué puede pasar si añado frutas escarchadas, que es lo que tengo en el frigo, en vez del chocolate? ¿Me saldrá algo parecido a un brioche?

    • Jess - 26/10/2018 @ 20:32

      Kaixo Elena,

      Pues buenísima opción también, que estén más cortaditas para que se repartan bien por toda la masa y listo. Pero brioche no te va a salir 🙂 la receta para hacer un brioche voy a tener que buscarla y subírtela al blog para que la hagas 😉

      Besazo enorme y a disfrutar del viaje, que te voy a echar de menos!

Deja un comentario

no se publicará su dirección de correo electrónico / campos necesarios están marcados *