Pavlovas con Caramelo Salado

Hola Mad Bakers!

Ya de nuevo por aquí y no para mandar un mail sobre la nueva regulación de la política de privacidad 🙂

Desde que me reconcilié con los Macarons, rara es la semana que no me pongo a hacer merengue y terminar haciéndolos. Creo que se me ha quedado un trauma y ahora no dejo de hacerlos para que no se me olvide.

Pero claro, no voy a estar haciendo Macarons todo el día … pero es que lo mío con el merengue si que no tiene solución, si no es para hacer los Macarons es para hacer mi frosting favorito (crema de mantequilla sobre una base de merengue suizo) y si no, para hacer los merengues tradicionales como los que os traigo hoy. 

Estas pavlovas individuales quedan genial para una merienda o para un postre después de una comida. Lo bueno es que tanto las pavlovas como el caramelo salado los podéis tener preparados un par de días antes y justo antes de servirlas, se monta la nata y el postre final (rapidísimo, de verdad)

Vamos ahora con los ingredientes, que vais a ver que para toda la receta no vamos a necesitar más de … 5! Sí amigas, con tan solo 5 ingredientes vamos a preparar una Mad receta increíble. 

Imprimir

Preparación 20 minutos
Horneado 1 hora
Tiempo total 1 hora 20 minutos
Raciones 6 Pavlovas

Ingredientes

  • 150 mililitros de claras de huevo
  • 300 gramos de azúcar
  • 1 cucharadita de cremor tártaro
  • 50 gramos de chocolate
  • 100 mililitros de nata fría con un mínimo de 35% de Materia Grasa

pavlovas con nata y caramelo salado-1

Lo primero que vamos a hacer va a ser precalentar el horno a 100 grados, y sobre un papel de horno, vamos a dibujar círculos con el tamaño del que serán nuestras pavlovas. Yo en una bandeja puse seis.

El chocolate que tenemos, lo derretimos en el microondas al 80% de su potencia, en tandas de 30 segundos y removiéndolo cada vez. Así nos aseguramos de que no se queme. Como es poquita cantidad, veréis que no tardamos mucho. 

Ahora al baño maría, ponemos las claras de huevo con el azúcar y el poquito de cremor tártaro. Removemos y removemos hasta que no quede ningún granulo de azúcar en las claras. Pasamos este futuro merengue a la batidora y a batir a tope hasta que esté bien montado y tengamos un merengue blanco, brillante y bien firme. 

Es ahora cuando echaremos el chocolate – que ya se habrá atemperado – sobre nuestro merengue pero ya no removemos con las varillas, porque queremos un merengue veteado con chocolate no de chocolate al 100%. Por lo que lo removeremos con una lengua repostera. 

Para pasar el merengue a la bandeja del horno, colocamos el papel que hemos dibujado con los círculos (que no toquen el merengue, es decir, que esté hacia abajo) sobre la bandeja, y ahora vamos echando una buena cantidad de merengue sobre los círculos que se deben transparentar. A mi me ayuda mucho el echar el merengue con una cuchara de helado, ya que de este modo pongo siempre la misma cantidad de merengue y no me ando peleando con la espátula para que caiga el merengue. 

pavlovas con nata y caramelo salado-3

Sobre nuestras pelotas de merengue y ayudándonos con la parte de atrás de un cucharón, hacemos un hueco en el centro de nuestras pavlovas, para que luego haya lugar para poner la nata. 

Metemos nuestra bandeja al horno a altura media, y allí estará durante una hora, que ya podremos despegarlas del papel con muchísima facilidad.  

pavlovas con nata y caramelo salado-2


Mientras están nuestras pavlovas en el horno, vamos preparando el caramelo salado, para ello necesitamos

 

Imprimir

Preparación 5 minutos
Horneado 22 minutos
Tiempo total 27 minutos
Raciones 6 Pavlovas

Ingredientes

  • 225 gramos de azúcar
  • 120 mililitros de agua
  • 230 mililitros de nata
  • 1 cucharadita de sal fina

 

pavlovas con nata y caramelo salado-4

 

Para esta receta, mucho cuidado por favor que vamos a hacer caramelo y esto alcanza temperaturas muy altas, y si por lo que sea nos cae caramelo encima … horror!! dolor!!

Hecho el aviso, vamos a ello. En un cazo profundo, ponemos el agua y el azúcar y nos lo llevamos al fuego. Lo retiramos cuando llegue a una temperatura de entre 175 y 190 grados, el color del caramelo veréis que es de un ámbar muy intenso.  

Retiramos el cazo del fuego y con una espátula o cuchara de madera en una mano vamos echando poco a poco de manera constante la nata. No dejamos de remover en ningún momento, porque vais a ver que eso empieza a coger un volumen … que da miedo. Cuando ya hemos echado toda la nata, incorporamos la sal y terminado de darle el último meneo. Mientras está caliente, lo guardamos en un bote de cristal hasta que lo vayamos a echar. 

Por último ya solo nos queda montar la nata, recordar que la empezamos a montar a velocidad media baja y siempre pendientes de ella porque como nos pasemos … la liamos!

Cuando consigamos una nata estable y firme, stop. Paramos y ya podemos ponerla sobre nuestras pavlovas.

pavlovas con nata y caramelo salado-5

Ahora ya, fácil fácil. Cogemos una pavlova, sobre el nido que habíamos hecho, le ponemos la nata montada, y un chorritín de caramelo salado y … voilá! Postre acabado.

Las pavlovas que hayamos montado, es ideal comerlas pronto porque la nata más tarde o más temprano, termina calando el merengue y pierde el efecto crunchy que queremos. 

pavlovas con nata y caramelo salado-6

Hasta aquí la receta de hoy. Espero que os haya gustado, que la probéis y que me deis ideas para seguir horneando. 

Un abrazo enorme,

Jess

Deja un comentario

no se publicará su dirección de correo electrónico / campos necesarios están marcados *