Tarta de Tiramisú

Hola Mad Bakers!

¿Qué tal ha ido la semana? Si os digo la verdad, estoy deseando que alguna de vosotras me cuente qué le parecen mis posts, qué le gustaría que horneara (en plan reto), en fin, este tipo de cosas que me hagan probar cosas nuevas, y por qué no decirlo! aprovechaos, proponed algo que queráis hornear pero que aún no tengáis toda la confianza del mundo para hacer porque penséis que es difícil o que no os va a salir – sabéis que más tarde o más temprano todo sale.

Creo que ya he comentado alguna que otra vez que tengo una pequeña guerra abierta con los Macarons, por aquello de que hay veces que salen y otras que no … me desespera. Pero he empezado con fuerza este 2018 y voy a intentarlos otra vez, el próximo día que me levante con el espíritu dispuesto a fracasar, lo volveré a intentar 😉

Diréis, vaya tela como se está liando esta mujer hoy. Pues sí, y sabéis por qué? porque este post lo voy escribiendo en el AVE camino a Barcelona y tampoco hay mucho más que hacer. Caminito a un curso del que ya os iré informando en siguientes entradas, y que seguro que alguna foto veis si cotilleáis mi instagram.

Pero venga, voy a dejar de hacerlos esperar y os cuento. La tarta que traigo hoy te va a encantar, que por qué, muy fácil, es una receta que va genial para tomarla después de comer como postre, o acompañando al café de la tarde.

La cobertura de la tarta es mitad café, mitad chocolate (ahora os cuento la que lié) sobre una base de crema de mascarpone. Y los bizcochos, tenemos uno de chocolate y otro de café, cortados cada uno de ellos por la mitad para hacer 4 capas intercaladas de estos sabores.

Ahora que ya sabemos de qué trata la tarta os cuento cómo empezamos.

Imprimir

Preparación 30 minutos
Horneado 30 minutos
Tiempo total 1 hora
Raciones 10 raciones

Ingredientes

  • 225 gramos de Mantequilla a temperatura ambiente
  • 225 gramos de Azúcar
  • 225 gramos de Harina de Trigo
  • 1/2 cucharadita de Bicarbonato Sódico
  • 4 cucharaditas de Levadura
  • 4 Huevos
  • 3 cucharadas de Leche a temperatura ambiente
  • 1 cucharada de café en polvo
  • 1 cucharada de cacao en polvo

Tarta de Tiramisú-2

 

Como siempre, precalentamos el horno. Esta vez a 180 grados – confirmar que el horno esté a esta temperatura antes de meter los bizcochos  para que se horneen, si estuviese más baja, los bizcochos podrían hundirse por el medio, mientras que si estuviese más alta, el centro podría abombarse y quedar como una montañita.

También engrasamos y forramos con papel de hornear 2 moldes de 15 centímetros de diámetro. Yo utilicé estos que son bastante altos, pero si tenéis de los bajitos no pasa nada, lo horneáis en dos veces y listo – si tenéis 4 moldes pues oye, todos de una vez al horno y funcionando.

Tamizamos los ingredientes secos en un mismo bol para tenerlos listos en el momento en el que los necesitemos, A EXCEPCIÓN del café y el cacao (ahora veréis la razón de esta discriminación).

Tarta de Tiramisú-3-2

En la batidora, batimos 5 minutos la mantequilla (a temperatura ambiente) con el azúcar, hasta que tengamos una crema sedosa.

Tarta de Tiramisú-1-2

A continuación, uno a uno vamos añadiendo los huevos, habiéndolos sacado de la nevera unos 20 minutos antes de empezar a cocinar, y rebañando el bol entre huevo y huevo con una lengua repostera para que no se nos quede nada sin integrar.

Tarta de Tiramisú-2-2

Ahora, echamos la mitad de nuestros ingredientes secos previamente tamizados a la batidora, batimos hasta que la mezcla sea homogénea, paramos la batidora y volvemos a limpiar las paredes de esta,  echamos la leche con la vainilla disuelta en ella, y comenzamos a batir de nuevo a velocidad bajita, por aquello de no tener que limpiar todos los rincones de la cocina al acabar. Le echamos el resto de ingentes secos y terminamos de batir.

Tarta de Tiramisú-4-2

Cuando la masa esté lista, la dividimos en dos – INCISO – tenemos tres maneras de dividir esto:

  1. A ojo de buen cubero
  2. Echando una cucharada para este bol de la izquierda, una cucharada para el bol de la derecha, …
  3. Antes de empezar con la receta, pesáis el bol en el que vais a hacer la masa. Cuando acabáis, pesáis todo de nuevo y le restáis lo que pesaba el bol. Esa cantidad la dividís por 2 y ale, ya tenéis lo que va a cada sitio. Ya se que esto es un poco de loca previsora pero qué queréis que os diga, así soy 😉

Cuando tenemos nuestras dos mitades, hacemos lo siguiente. En uno de los boles echamos el cacao y batimos bien hasta que no quede ningún grumito, lo mismo con el otro bol del café.

Tarta de Tiramisú-5-2

¿Ahora entendemos por qué los habíamos separado antes verdad?

Tarta de Tiramisú-6-2

Los echamos en sus moldes e intentamos nivelar la masa lo mejor posible.

Tarta de Tiramisú-7-2

Ahora, momento calor de horno. Los dejamos ahí 20 – 25 minutos si habéis utilizado moldes bajitos, si usáis los altos, unos 10 minutos más como mínimo. Ir viendo con un palillo si al bizcocho le queda mucho o ya lo podéis sacar.

Sobra decir que en este momento que tenemos los bizcochos en el horno, tenemos un ojo vigilando que todo va bien ahí dentro, y el otro en el fregadero, porque amigas recordemos que si queremos disfrutar del cocinado, tenemos que tener la cocina al menos recogida, y cuantos más cacharros limpios mejor, que luego se acumula y es un rollo patatero.

Venga que ya están los bizcochos, los sacamos y los dejamos enfriar sobre una rejilla durante 10 minutitos. A los 10 minutos yo los dejo enfriar pero les doy la vuelta, para evitar que se nos hundan (que no va a pasar, pero pequeñas manías que tiene una). En cuanto toquemos el molde y veamos que no está caliente, ya los desmoldamos tranquilamente y ahí se quedan.

Tarta de Tiramisú-8-2

¿Te va gustando la receta? Pues ahora llega la crema que se hace súper rápido y además está deliciosa. Verás como también te gusta 🙂

 

Imprimir

Preparación 15 minutos
Raciones 10 raciones

Ingredientes

  • 750 gramos de Queso Mascarpone
  • 115 gramos de Icing Sugar
  • 1 cucharadita de café en polvo
  • 30 gramos de Chocolate derretido

Vamos a derretir el chocolate para echarlo luego en la crema. Podéis hacerlo al baño María o en el microondas, si lo hacéis en el microondas, cuidado por favor que no se nos queme. Para esto lo vamos calentando en bloques de 30 segundos, y removiendo siempre que pasen estos segundos para intentar derretir el chocolate que no se haya derretido aún, con el calor residual.

Batimos el queso mascarpone junto con el icing sugar y batimos unos pocos segundos hasta tener la consistencia de crema. De nuevo la dividimos por la mitad, acordaos del truqui de pesar el bol antes de hacer la cobertura. Igual que hemos hecho con los bizcochos, a una mitad le echamos el café y a la otra, el chocolate.

En este último paso fue donde la lié, pero error de primaria vamos. Os cuento, como hacía calor en la cocina – que si el horno, la calefacción, … – dije, “voy a meter la crema en el frigo vaya a ser que se me baje o algo con este calor”. Hasta aquí todo bien, donde no tan bien fue cuando saco la crema, que ya estaba fresca, y le echo el chocolate derretido.

Tarta de Tiramisú-10-2

¿Qué pasa? Que el chocolate se empieza a solidificar, mi cara era para verla, y en vez de tener una deliciosa crema de color marrón uniforme, resulta que hago una crema que parece stracciatella. Olé yo.

Llegados a este punto pensé, puedo volver a hacer la crema, o ponerla así. Date, así se queda que está riquísima.

El montaje de la tarta es bastante sencillo. Os acordáis de los bizcochos que teníamos enfriando? pues lo que hacemos es cortarlos por la mitad.

Tarta de Tiramisú-9-2

A nuestra base de tarta le ponemos un poquito de crema para que el primer bizcocho quede bien fijado y no nos baile. Colocamos en el centro el primer bizcocho, de café o chocolate, el que más rabia os de, pero la siguiente capa la cambiáis de sabor (si queréis, que tampoco es obligatorio, aquí cada uno hace la tarta como le da la gana vamos)

Después de este primer bizcocho, ponemos una capa de crema que lo cubra, ahora el siguiente bizcocho, y así hasta llegar a la última capa de nuestra tarta, la que estará en la parte de arriba del todo.

Recordad siempre que el último bizcocho lo colocamos dado la vuelta, es decir, la parte que ha estado tocando el fondo del molde en el horneado, es la que queda arriba. Esto se hace porque es la parte más uniforme del bizcocho y así tendremos una “tapa” lisa.

Cubrimos toda la tarta con una capa finita de crema y a la nevera 30 minutos mínimo.

Pasado este tiempo, la sacamos y terminamos de decorar. Ya que tenemos dos sabores de crema lo suyo es que primero pongamos uno y luego el otro, así quedará una tarta muy vistosa, pero esto de nuevo, a gusto del cocinero.

Tarta de Tiramisú-11-2

Y con esto familia, hemos acabado la receta de hoy. ¿Os ha gustado? Espero que sí, pero ya sabéis que me podéis comentar todo lo que queráis.

Un abrazo enorme,

Jess

Deja un comentario

no se publicará su dirección de correo electrónico / campos necesarios están marcados *