Tarta de Leche con Galletas

Buenos días lectores y seguidores de Mad Bakery!

Espero que tengáis ya el horno precalentado porque hoy os traigo de nuevo una tarta, pero que veréis que conocéis de una entrada anterior al blog.

El mes pasado nuestro pequeño Erick cumplió 2 añitos, y como en buen cumpleaños que se precie, allí estábamos las amigas de la mami Fati con regalitos para el rey de la fiesta y una tarta … para nosotras! 🙂

Hace un mes estuve hablando con Antivega a través de Instagram y me dio la idea de hacer una tarta de galleta (¿se lo podría llamar Tarlleta?).

Aunque si que es verdad que tardé un poco en hacerla porque tenía otras cosillas entre manos, pensé que era una tarta perfecta para hacerle al pequeño Erick.

Como estoy enamorada de la receta de cookies que tengo en el blog, no me puse a hacer investigaciones y decidí hacer la masa de galletas, pero en vez de hacer galletas … la dividí entre dos moldes de tarta de 15 cm.

Por si os perdisteis la entrada que publiqué en su momento, os vuelvo a dejar aquí la receta que en esta ocasión la utilizaremos en versión tarta.

Tarlleta

•200 gramos de mantequilla fría cortada en cubitos

•175 gramos de azúcar de panela (podéis utilizar azúcar moreno de toda la vida, pero a mi esta me gusta más)

•165 gramos de azúcar blanca

•1 cucharilla de extracto de vainilla o vainilla en pasta, dependiendo si queréis un sabor a vainilla más o menos intenso

•2 cucharadas de leche

•1 huevo

•300 gramos de harina de todo uso

•1/4 de cucharilla de levadura, y la misma cantidad de bicarbonato sódico

•1 cucharilla de sal, no importa si es sal gordita

•300 gramos de chocolate, bien en gotas o de una tableta que cortemos en trozos. Pero siempre utilizamos chocolate de BUENA calidad.

Lo primero que haremos será precalentar nuestro horno a 175 grados y poner nuestra batidora en marcha mezclando los cubitos de mantequilla y los dos tipos de azúcar. Al estar la mantequilla fría esto tardará un pelín más que si la tuviéramos atemperada, pero no pasa nada dejamos la batidora un par de minutos funcionando y listo.

Tarlleta

El siguiente paso es añadir los ingredientes líquidos a la masa (huevo, leche y vainilla)

Tarlleta

Aunque no salga en la foto creedme que puse también la leche 🙂

De nuevo mezclamos para que en cuanto esté todo bien ligado añadamos los últimos ingredientes que nos quedan, que son la harina junto con la levadura y el bicarbonato (previamente tamizados)

Tarlleta

Por último, cuando veamos que la masa que teníamos y la harina ya están bien unidas será cuando incorporemos el chocolate para que ya tengamos la masa lista.

Los 300 gramos de chocolate no tienen porque ser chocolate negro, podéis hacer 150 de negro y 150 con leche, que salen así unas galletas de 10.

Tarlleta

Cogemos ahora nuestros moldes de tarta y dividimos la masa en dos, os aconsejo pesar la masa para dividir esa cantidad en dos y hacer así un reparto equitativo.

Tarlleta

Por otro lado también podéis retirar parte de la masa, unos 150 gramos para hacer galletas que podemos utilizar a modo decoración en la tarta o comérnosla sin reparo alguno.

Tarlleta

Metemos nuestra futura tarlleta en el horno y la dejaremos unos 20 – 25 minutos o hasta que veamos que la superficie está doradita

Tarlleta

Lo mismo hacemos con nuestras galletas, pero las tenemos en el horno unos 12 minutos

Tarlleta

Una vez que hemos acabado con los bizcochos de nuestra tarlleta (la verdad es que me está encantando el nombre) nos ponemos con el que será el frosting de leche.

Los ingredientes que vamos a utilizar son los siguientes:

Tarlleta

  • 210 gramos de azúcar
  • Una pizca de sal
  • 225 gramos de mantequilla atemperada
  • 245 gramos de leche
  • 70 gramos de harina

En un cazo a fuego medio removemos la harina con el azúcar, la sal y la leche hasta que llegue al punto de ebullición. Esta parte si que es un poco rollo porque no podemos parar de remover la mezcla.

Tarlleta

En cuanto llegue al punto de ebullición la dejaremos en el fuego un minuto más y verteremos la mezcla en un bol que taparemos con papel film hasta que haya perdido todo el calor y se encuentre a temperatura ambiente.

Esta parte la podemos hacer el día de antes para que cuando queramos hacer la tarta ya tengamos todo preparado.

Tarlleta

Cuando vemos que ya la masa está “fría” nos ponemos a batir nuestra mantequilla unos cinco minutos para que claree y comenzar a echar cucharada a cucharada la masa en nuestra mantequilla y siempre batiendo a velocidad media baja.

En cuanto veamos que la crema tiene la consistencia que deseamos ya podemos montar la tarta a nuestro gusto.

Tarlleta

Tarlleta

Espero que os haya gustado la receta y que la hagáis en casa porque de verdad que está riquísima

Feliz Semana,

Jess

 

Deja un comentario

no se publicará su dirección de correo electrónico / campos necesarios están marcados *